mayo 13, 2008

FOBIOSOFIA / frutas afrodisiacas

Dentro de la posible orgía de frutas que se lleva a cabo en nuestras cocinas mientras nosotros estamos trabajando, hay algunas que son preferidas sobre todas las demás. Por ejemplo, al plátano le gusta frotarse con casi cualquiera, lo que lo hace ideal para frutas solitarias que se han quedado sin pareja para las 4 ó 5 de la tarde. Esto es, que están a punto de quedar completamente relegadas de la orgía.

Las peras y las manzanas son muy compatibles, por cuanto sus entrañas tienen una textura suficientemente semejante como para incluso pensar en una relación más seria. Las uvas siempre van de a dos o de a tres a cada encuentro, por lo que resultan bastante atractivas a frutas exóticas que gustan de relaciones fuera de lo convencional como la granada, la carambola y los higos.

Ocasionalmente, algún otro elemento culinario se agrega a la bacanal. Casi nunca es bien recibido. Tras largas entrevistas con sicoanalistas renombrados, se ha logrado entrever que la razón fundamental del rechazo a verduras, lácteos, panes y especias se debe a que, por lo regular, son demasiado salvajes.

En la última orgía llevada a cabo en mi cocina, acudieron un par de vegetales que, al ser fotografiados desnudos por mi frugal informante, perdieron los estribos y lo hicieron papilla. La película que descansaba dentro de su cámara jamás fue encontrada. Hace unos días, encontré el filme tras la alacena. Otra fruta me confesó después que, aunque al principio parecían dos verduras de buena familia, resultaron ser bastante agresivas, hasta el punto de llegar a maguyar a dos o tres frutos que profesaban el nihilismo, es decir, que decían no creer en nada y que no quisieron defenderse ante la agresión.

Revelé el rollo y me llevé una fuerte impresión al ver a este par de zanahorias desnudas y excitadas:

4 comentarios:

Semidios dijo...

le di varios riloudes y no apareció la foto de las zanahorias :S

La fruta que no falta en esas orgías es el Mamey

isolino dijo...

me gustaría mucho ver la foto, pero no

Camila dijo...

Chema, Chema, yo tambien las he visto, y no solo en la cocina, hay frutas, legumbres, hortalizas y arboreas afrodisiacas por doquier!!!
http://unonuncasabe-gaby.blogspot.com/2008/05/y-sigue-la-naturaleza-hablando.html

Mario Gensollen dijo...

Me quedo con los higos. No te digo qué me imagino, porque te censuran el bló.