marzo 14, 2009

El infinito desde el punto de vista del márketing contemporáneo

I guess that's the way the whole durned human comedy keeps perpetuatin' itself. The Stranger. The Big Lebowski, 1998.

La maquinaria social avanza, destroza, se especializa. Y la especialización significa, en ciertos ámbitos, futuro, evolución y aun perfeccionamiento social. Sin embargo, en otros ámbitos puede llegar a significar estupidez, nimiedad y banalismo.

En últimas fechas han surgido cursos, conferencias, maestrías y expos, que son tan específicas como inútiles. Y mientras veo que la cosa va cada vez peor, sólo espero que algún día hagan una EXPO JOSEMARÍA, donde ofrezcan todo lo que a mí se me pueda ofrecer en la vida. Calculo que en un par de décadas sucederá. Quizá antes.

Mientras tanto, caminando por la calle lateral del WTC, Juan Picas se encontró con una expo muy particular. La "EXPO EXPO, todo para su expo". Los resultados fueron borgesianamente interesantes.



Picas se dijo "tengo que entrar a esta EXPO" mientras entraba a esa EXPO. Luego se dijo "tengo que decirme internamente las cosas antes de hacerlas, no mientras las hago, de esa forma me van a servir de algo mis soliloquios internos".

Cuando se dirigió al escritorio de registro, notó algo muy extraño. Las personas que atendían ahí no se movían en absoluto. Habló, gritó y, por fin, golpeó a uno en la cara pensando que le estaban aplicando la ley del hielo, cosa que le molestaba sobremanera desde la primaria. No, no le estaban ignorando a propósito, sino que Juan estaba frente a un modelo de escritorio de registro, que estaba en exposición como parte de la EXPO EXPO. El sujeto al que golpeó en la cara era meramente un maniquí. Detrás, estaba el escritorio real.



Lo primero que pensó que encontraría en EXPO EXPO era una serie de módulos que ofrecían posibles locaciones para organizar una expo. Pero no, la logística era diferente. Preguntó y le dijeron dónde se encontraban dichos módulos. Aquí el croquis que recibió:



En una inteligente jugarreta estratégica, los organizadores del evento colocaron los stands lejos del alcance de los asistentes, para no tener competidores directos. "Bien pensado" pensó Juan (ya vamos viendo que Juan Picas es un pensador activo y reflexivo con un IQ sorprendente).

En fin. Continuó su camino. Lo siguiente medianamente interesante con lo que se topó fue un stand que vendía stands para expos. Se veía así:



Se acercó, intrigado, a ver el modelo de stand. Una réplica en miniatura del stand en el que se encontraba la misma réplica. Obviamente, los dueños de la compañía de stands usaron un stand de propia manufactura para ubicarse. Juan miró con detalle. La réplica era perfecta, pero demasiado pequeña. Entonces le preguntó a la persona que atendía ahí: "¿No hubiera sido suficiente colocar el stand original y mostrarlo?" El dependiente se quedó perplejo (era el director de márketing de la compañía de stands) y, después de pensar varias cosas al mismo tiempo -cosa que nunca le había sucedido justamente porque trabajaba en márketing- sufrió un ataque nervioso que derivó, tres segundos más tarde, en un colapso terminal de su sistema nervioso y en la consecuente explosión de su cabeza. Juan se quedó pensando en que quizá lo que detonó la explosión fue que el susodicho alcanzó a pensar claramente -en esa maraña de nervios en que se había convertido- en el precio que pagó por la construcción de la réplica.

Lleno de sangre, Juan decidió tirar a la basura su gafete que lo acreditaba como poseedor de un gafete para la EXPO EXPO y salir corriendo. Aquí el gafete.



Picas corrió sin cesar hasta quedarse sin aire. Reflexionó sobre varios temas, aunque dedicó más minutos al pensamiento intitulado "Qué estúpido evento y qué mal organizado". Unos minutos después, llegó a la conclusión de que si los organizadores hubieran asistido a un evento previo llamado "EXPO EXPO EXPO, todo para organizar su 'EXPO EXPO, todo para organizar su EXPO'", las cosas hubieran resultado mejor.

Su mente pensó más allá de las palabras. Pensó en imágenes de calidad fotográfica. Algunas de las cuales les muestro a continuación.




Por cierto, cuando Juan Picas pensó en esto, la Organización Sismológica Mundial reportó movimiento telúrico leve en Ginebra, Suiza. Precisamente en este lugar.

3 comentarios:

S.S dijo...

Este es de los post más hermosos de los post más hermosos que has hecho.

Anónimo dijo...

Me declaro tu fan...yo te organizo la expo- expo José María. MZ.

Oscariano dijo...

Creo, que si creyéramos... que creemos... te podría creer, pero como no creo que creamos... hoy no te creo....Perooo también me declaro desde hoy fan de tu blog, por cierto yo puedo llevara tu stan un stan, de stan's, para tu expo expo expo