agosto 11, 2008

El otro lado de la mitología (literalmente)

Hay muchas razones para pensar que los dioses creadores secundarios, esto es, no los que crearon la materia y las primeras especies, sino los que se divirtieron “creando” cosas a partir de lo que los primeros crearon, no tenían un bote de basura quirúrgico para desechar los restos de lo que construían. Y es que los primeros botes de basura quirúrgicos de los que se tiene conocimiento datan de la época de las civilizaciones humanas, establecidas siempre (obviamente) algún tiempo después de la creación primigenia –desde la concepción protogénica de cualquier sistema metafísico creacionista que tenga sentido.

Me explico. Los dioses secundarios o demiurgos –llamados así en la idiosincrasia griega- se divirtieron creando especies extrañas a partir de las que los dioses primarios crearon. Ya desde el principio de los tiempos se hacían experimentos que hoy llamaríamos genéticos. Y entonces miles de criaturas deformes y estúpidas comenzaron a poblar la tierra. Por razones cósmicas que todo el mundo ignora, estas especies desaparecieron y hoy en día se pueden encontrar únicamente en los libros de mitología.

Vayamos al ejemplo. La sirena, fantástica especie con torso y cabeza de mujer, pero cola de pez. Las sirenas vivían bajo el agua y sedujeron al pobre Ulises en sus tumbos marítimos. Aquí una imagen de una de ellas.



Otro ejemplo es el Minotauro, torso y extremidades de hombre, pero con cabeza de toro.



El centauro, rápido como el caballo pero inteligente como el hombre, tomó aparentemente lo mejor de las dos especies, por cuanto conservó el cerebro humano y los miembros equinos (¡los cinco!). El sueño de toda mujer estereotípica.



Medusa. Una mujer embrujadora y malvada que tenía que darle de comer ratones a sus folículos pilosos capilares. La precursora del “wet look”.



Por último, la Esfinge. Un ser mitológico egipcio que tenía cuerpo de león y cabeza humana.



Ahora bien. ¿Alguien se ha preguntado qué carajos hicieron esos divinos cabronazos con los restos de los animales que despedazaron para crear éstos? La teoría de su servidor es que por cada bestia de estas que llegó a los libros de mitología, existe una especie contraria formada a partir de los otras mitades que, por razones evidentes, no significó un éxito genético. Se trata del Ying-Yang de los dioses creadores.

Me aventuro a ilustrar, con mis recursos limitados, la forma que hubieron tenido estos animales (si a semejantes entidades les podemos llamar así). Huelga decir que las imágenes que usted verá a continuación, son meramente ilustrativas. (¿Escuchaste, Mausán? No constituyen una prueba fehaciente de que la vida extraterrestre existe. No, no aunque imprimas estas imágenes y las agites llamándoles “pruebas contundentes”).

La primera de ellas resulta de las mitades perdidas de la sirena. Presumo que murió rápidamente por cuanto se atrevió a caminar por la tierra sin tener pulmones. Se habrá ahogado antes de completar los primeros diez pasos:



El Taurhómino. Cabeza humana en un cuerpo de toro. Al no tener cuernos, habrá perecido en su primer enfrentamiento contra un toro por la búsqueda del amor de una vaca.



El Anticentauro. Débil como un hombre, estúpido como un caballo. Se cree que sirvió de inspiración al guionista de la afamada serie “Ed”. Pudo haber muerto de cualquier cosa, por idiota.



Antimedusa. Una serpiente con pelo humano. Quizá se le enredaron las greñas en unas ramas y quedó autoinmovilizada, lista para morir a garras de algún depredador. Si hubiera vivido suficiente, habría aparecido en el show del cazador de serpientes australiano (que también cazaba cocodrilos, pero que evidentemente se saltó la clase justo cuando enseñaron la técnica para cazar mantarrayas).



Por último, la Antiesfinge. Aquí en una imagen de bebé, por cuanto no considero posible que haya llegado a edad adulta si alguna vez aprendió a chuparse los dedos.



A estos adefesios bien podríamos llamarles “seres mitoilógicos”. Pero duraron tan poco, que ni siquiera se les llegó a nombrar.

2 comentarios:

Camila dijo...

Chema, me pongo de pie y aplaudo. El mejor post desde hace tiempo y sorprendentemente NO TIENE QUE VER CON PUBLICIDAD!Genial... y una cosa más....mmmm, centauros!!!!

Imorethanacutie dijo...

IMBÉCIL...y no, no lo dije para captar tu atención, I mean it. Aunque reconozco que tus posts son inteligentes y me hacen reir gordito, besos!