marzo 18, 2008

FOBIOSOFIA / Top (y bottom) 10 de los inventos viales

Las autoridades de México, uno de los países con peor vialidad del continente, se esfuerzan año con año por resolver los diversos problemas que llegaron con la industrialización del automóvil.

Topes, avisos, parquímetros, líneas en el pavimento, puentes y un sinnúmero de artificios y señalamientos atentan todos los días contra los principios básicos del sentido común en un enfermo afán por mejorar la vialidad de caminos y carreteras.

En un estudio preliminar y poco serio, se concluyó que los siguientes ejemplos constituyen el Top 10 de los inventos para hacer más fluida y más segura la circulación de vehículos en nuestro país. Por supuesto, todos estos inventos tienen aristas inconvenientes que los convierten simultáneamente, en una situación paradójica que sólo puede pasar en territorio azteca, en el Bottom 10 de los inventos para hacer más fluida y más segura la circulación de vehículos en nuestro país.

10.Señalización de vados en carretera.
A 130 kilómetros por hora un vado en la carretera puede resultar fatal. Las autoridades optaron por señalizar los vados en lugar de repararlos. La existencia de vados en la carretera caricaturiza la simultánea presencia de señalamientos a pocos metros de ellos. Más que un aviso precautorio, es un aviso de accidente próximo.


9.Caseta de Telepeaje.
Trate usted, amable lector, de regresar al DF, digamos, de Acapulco, un domingo de puente a las 7 de la noche. Si lo logra en menos de 7 horas, yo mismo me encargaré de que la reina de Inglaterra agite una bandera a cuadros cuando usted se incorpore a Insurgentes Sur. Eso sí, ahora hay casetas de Telepeaje en las que usted puede evitar la cola si es precavido y paga con antelación la cuota. Estas casetas son un gran invento, el noveno mejor en la historia. Ahora bien, la cuestión de que todos los autos, los que realizaron el prepago y los que no lo hicieron, circulen por los mismos dos únicos carriles durante los 350 kilómetros antes de llegar a la última caseta, dificulta que la agilidad vial predicha por los creadores de este proyecto sea real. Un pequeño error de previsión le pasa a cualquiera. Por eso también es el noveno peor invento en la historia de la vialidad mexicana.


8.Ampliación de carriles en Viaducto.
Cuando hace muchos años se anunció que en el Viaducto Tlapan ya no habría sólo dos carriles, sino tres, la gente se puso muy contenta. El proyecto se anunció como "una ampliación de los carriles de Viaducto". De inmediato se colocó en el octavo lugar de los inventos viales mexicanos. Sin embargo, lo que realmente sucedió es que se borró la línea del suelo que delimitaba los dos carriles. En su lugar se colocaron dos líneas que delimitaban ahora tres carriles. El resultado final fue que, aunque se amplió el número de carriles, se redujo su tamaño. Fue lo contrario a lo anunciado: una reducción de los carriles de Viaducto.


7.Calzada de la Viga y Calzada de las Torres.
Después del grave error de convertir la Calzada de La Viga en una amplia calle de un sólo sentido en lugar de los dos que tenía antes, las autoridades decidieron compensar haciendo lo mismo, pero en sentido contrario, con la Avenida de Las Torres. Ambas vialidades cuentan con tres carriles de cada lado del camellón central y, todos, tienen el mismo sentido. La Viga está en el Bottom 7. Su némesis, Las Torres, es, por tanto, el Top 7.


6.Túnel de Santa Fe a Auditorio.
Este invento todavía no existe en la realidad, pero ya se menciona en el currículum de Marcelo Ebrard. Se trata de la crónica del peor fracaso vial anunciado. El túnel desembocará, por ambos lados, en zonas de tránsito intenso, lo cual, obviamente, provocará un tránsito intenso en el interior del túnel. En lugar de estar dos horas atrapado en el tráfico, ahora estaremos dos horas atrapados en el tráfico, pero respirando hidrocarburos por debajo de la superficie.


5.El aviso de velocidad máxima.
Perfecto para prevenir accidentes. Era el quinto mejor invento de la historia del civismo vial. El que nadie le haga caso y que eso no tenga consecuencia legal alguna, lo convierte en el quinto peor.


4.Ciclopista.
Por fin, un lugar seguro para salir a andar en bici con la familia. Claro, hasta que se llega a una de las subidas que ni Lance Armstrong aguanta. El cuarto mejor invento en el papel, el cuarto peor en la realidad.


3.Círculos de "tortugas".
A este invento decidimos colocarlo en el tercer lugar porque se ve muy bonito en el piso de los cruces importantes de avenidas en el DF. Pero es también el tercer peor invento porque nadie ha logrado descifrar para qué sirve.


2.Metrobús.
Nunca una decisión gubernamental ayudó tanto a la vialidad de una avenida importante como el Metrobús. Hacer un carril exclusivo para el transporte público en, nada más y nada menos que Insurgentes Sur, es una decisión difícil. Sacar 4600 peseras que circulaban por ahí diariamente y prohibir las vueltas a la izquierda es una decisión peligrosa, pero valiente. Colocar únicamente 98 autobuses a circular por ahí es, francamente, estúpido. Una vez osé viajar en Metrobús con chanclas y me pisaron 3 veces con fuerza suficiente para provocar una lesión, 6 para provocar dolor intenso y 25 más para provocar molestia y enfado. Sólo recorrí dos estaciones. Por su eficiencia teórica y su insuficiencia práctica, es el Top y Bottom 2.


1.Taxi Ecológico.
Mi favorito. Qué mejor que ayudar a la ecología del país convirtiendo los taxis amarillos y feos en "taxis ecológicos". Y qué mejor manera de engañar a la población que únicamente pintarlos de verde y decirles a todos que ya son, efectivamente y por esa sola razón, ecológicos. Bravo, número 1.

2 comentarios:

Semidios dijo...

Me frikié con el número 3, no tengo idea de qué es o pàra qué sirve, no recuerdo haber visto uno antes...

~shivers~

Camila dijo...

En cuanto al metrobus, me parece una idea estupenda, pero muy mal ejecutada. En una ocasión, habian tanta gente intentando salir y al mismo tiempo tanta gente empujando para entrar que sin darme cuenta quede dentro del metrobus, pero mi bolsa quedó afuera. Así que durante una estación tuve que viajar adherida a la puerta y mi bolsa afuera. En realidad no me fue tan mal, por que en otra ocasión ví que le sucedió lo mismo a una señora, pero con el brazo...eso debió ser peor.