enero 25, 2008

FOBIOSOFIA / fe de ratas

video

Después de colocar en el blog este video durante un par de días, un servidor (mejor dicho, mi servidor de la computadora) recibió una serie de cartas corporativas, membretadas todas, que tenían la finalidad de desmentir o, al menos, deslindar a una empresa, persona física, persona moral o changarro del sujeto que aparece en la imagen.

Las cartas que recibí fueron las siguientes:

I. Una de parte del Director General de Promotora Mexicana Gaytán, estableciendo los siguientes puntos:
a) Que su empresa no se encuentra en el número 6713333 de la Calle 6630.
b) Que después de una ardua búsqueda no se ha podido localizar una calle tan larga en la que pueda existir un inmueble con un número superior al 10,000 en todo el mundo, por lo que se duda intensamente de que tal domicilio siquiera exista.
c) Que el señor que aparece en el video no trabaja en PMG.
d) Que el señor que aparece en el video no es hijo del papá, sino únicamente de la mamá. Resulta que es hijo de una madre soltera.
e) Que, por supuesto, tampoco es hijo del dueño de PMG ni del dueño del señor Miguel Ángel Gaytán Uribe. Lo último debido a que la esclavitud se abolió en México hace muchos, muchos años y el señor Miguel Ángel Gaytán Uribe no tiene dueño. Es un hombre libre.
f) Que el dueño del PMG no es Miguel Ángel Gaytán Uribe.
Debido a todo lo anterior, PMG se deslinda totalmente de las consecuencias jurídicas o de cualquier índole que puedan traer las palabras de ese señor en televisión.

II. Una por parte del Director General del Club Atlético Atlas, mencionando que:
a) Después de revisar las cámaras de seguridad del Estadio Jalisco, no se puede decir con seguridad que el hombre que aparece en el video haya asistido alguna vez a un partido del Atlas.
b) Que la camiseta que ese hombre porta no es, de ningún modo, un producto original.

III. Otra por parte de un alto general de la policía que nos enseñó su parte. Sí, nos mostró la Parte policiaca entregada para el juicio de este caso, el 239998/88 de la PGR. En tal parte se alcanza a leer, con letra muy pequeña por supuesto, lo siguiente:
a) En efecto, se le extrajo a este hombre una cantidad de su camioneta. No obstante, el dinero no alcanzaba la suma de 50 mil pesos. No eran billetes "de a 500" y, además, no eran 100, sino 90.
b) Que por ningún motivo se amarró a este hombre como si fuera "un puerco". De hecho, se utilizó la técnica de amarre de la res, que es con las 4 patas juntas en lugar de dos amarres con dos patas cada uno, como tradicionalmente se amarra a los puercos.

IV. Otra por parte de la empresa estadounidense CANACA.COM, dedicada a la actividad denominada "web hosting", deslindándose completamente de este señor.

Y, por último,

V. Una carta por parte de la sociedad civil llamada "Centrales de Abastos de la República Mexicana", también conocido como CAREME, estableciendo que:
a) Por una parte, sus siglas oficiales son CAREME y no CANACA.
b) Que este hombre no es miembro de la CAREME.
c) Que el mentado señor Gaytán tampoco.

Me sentí en la obligación moral de presentar estas cartas en el mismo medio en el que se presentó el video a que hacen referencia. Todo sea a favor de la buena voluntad y de la pulcritud de reputación de empresas e instancias tan honradas. Hasta pronto.

enero 15, 2008

FOBIOSOFIA / homo meteorus


La genética es una ciencia muy paciente. Los cambios que experimentan los sujetos vivos y que dan lugar a una buena parte de su objeto de estudio son extremadamente lentos y, por tanto, imperceptibles. Ahora bien, no porque el movimiento sea imperceptible, significa que no suceda.

A mí y a un grupo de observadores nos consta que este movimiento, el de adaptación natural, sucede. Y hay un lugar en el que, además, nos consta que no sucede tan lentamente. Se trata del sistema de transporte colectivo de la Ciudad de México, conocido popularmente con el nombre de Metro -también Meteoro.

Rápido, moderadamente barato, con variedad de olores y sonidos, el Metro del DF constituye, además de uno de los métodos más modernos para transportarse, un verdadero corredor económico para millones de conciudadanos que diariamente compran y venden objetos de índoles diversas.

Y aunque la comodidad durante el viaje no es una de sus principales características (en efecto, no hablamos de literas romanas cargadas por esclavos traídos de Egipto), tampoco podemos decir que se trate de algo insoportable.

Además, refiriéndonos propiamente al punto central de este texto, los organismos que utilizan mucho este medio de transporte tienden a producir, o, usando un término más apropiado, catalizar, algunos cambios que llamaremos apropiadamente "adaptaciones genéticas" y que enlistaremos a continuación:

1. GARRAS INFERIORES (Podus Picapiedrus)
Consiste en una adaptación que sucede en las uñas de los pies. A pesar del uso de calzado de material resistente, las uñas encuentran su camino hacia afuera y, describiendo una parábola hacia el suelo, terminan por encajarse en casi cualquier superficie, proporcionando estabilidad frente a los cortones de energía, enfrenones de vagón y avalanchas humanas, que suelen presentarse (una o más a la vez) de dos a tres veces en el trayecto de estación a estación.

2. FALANGE COBRADORA (Atracus Digitalus)
Esta extraña adaptación natural consiste en el sencillo crecimiento de una sexta falange en la mano izquierda, aparecido en la parte posterior del denominado dedo "chiquito", correctamente llamado meñique. Aunque es mayormente conocida por ocurrir en personajes que tocan algún instrumento dentro del Metro, dado que necesitan recibir las monedas que se les ofrece sin dejar de tocar, ha habido casos en los que aparece también en gente a la que le cuesta trabajo recoger las monedas del cambio en la ventanilla.

3. CAMPO DE FUERZA (Hediondus a la Redondus)
Este es un trabajo interno del cuerpo humano, un trabajo glandular. Se trata de la generación de mucho más sudor que el habitual y con mucho más olor. En el momento en que el vagón comienza a llenarse, el individuo con esta adaptación comienza a secretarlo, generando un espacio inhabitable para un ser humano, excepto para él, por supuesto. El objetivo: conseguir un espacio para el libre movimiento y la libre maniobra.

4. LENGUAJE MUSICAL (Tonitus Cantaditus)
Si bien todo defeño posee un tono de la voz cantadito, con el que el individuo, inconscientemente, pretende diferenciarse de todos las demás personas que habitan el mismo metro cuadrado que él, la exposición al Metro cataliza esta adaptación, haciéndola particularmente preciada para quienes ofrecen algún producto en trato comercial.

5. ANO PRÉNSIL (Anicetus Prensilus)
Este es la más complicada de las adaptaciones que se han encontrado en individuos que viajan frecuentemente en este transporte. Se trata de una pinza desarrollada en los músculos del ano, que permite colocar un tubo vertical en medio de las nalgas y aprehenderlo, adquiriendo así el máximo control que se haya podido tener alguna vez sobre la propia verticalidad en un viaje de Metro. Uno de cada mil millones de individuos que suben varias veces al día lo han desarrollado. Lamentablemente, por su rareza, pocos individuos se atreven a utilizarlo y el estudio de sus consecuencias se ha visto seriamente mermado.

enero 05, 2008

FOBIOSOFIA / estudios recientes


Estudios recientes indican que la frase "estudios recientes indican que" no es, propiamente, una oración que garantice nada.

Lo anterior se dedujo después de un arduo estudio acerca de las posibles fuentes de estudio a que se alude cada vez. Al no encontrar una base fiable y seria, se concluyó que siempre que una nota o cualquier texto arranque con esa frase, es cuando más hay que dudar de su veracidad.

Varios grupos de periodistas y estudiosos de toda índole se manifestaron en contra de esta conclusión que, quién sabe, podría terminar en ley, toda vez que se presente con los debidos requisitos ante las cámaras legislativas del país. El enojo podría haber sido causado por la necesidad de documentación a la que se verían obligados los reporteros para poder publicar algo, cuando hasta hoy consideraban válido y suficiente el hecho de que la información apareciera publicada en Internet.

En el momento en que esa ley fuera aprobada por el pleno, este mensaje dejaría de tener validez, lo cual no deja de ser injusto para con los compañeros que generaron esta información merced a sus estudios recientes.